Hospitales con WiFi ¿Nos curan o nos enferman?

Actualmente la mayoría de los centros hospitalarios ya disponen de redes WiFi para su uso en pacientes, acompañantes y ciudadanía general. Un servicio que parece ser imprescindible durante la estancia del enfermo con el objetivo de ofrecerle un mejor servicio de conectividad.

Aquí es donde surge la primera pregunta ¿Es realmente necesario?
¿Quiénes deciden o establecen la necesidad de tal servicio en un centro hospitalario?

Un enfermo que acude a dicho centro lo hace con la intención de sanar o mejorar su situación, en cambio un ambiente altamente contaminado por radiaciones electromagnéticas producidas por los dispositivos inalámbricos no favorece una mejoría de la salud, más bien contribuye al deterioro de la misma.

WiFi en hospitales

Hospital Universitari General de Catalunya

Desgraciadamente el paciente, sin ser consciente en la mayoría de los casos, manifiesta síntomas que antes no tenía (dolores de cabeza, arritmias, náuseas, tinnitus, etc). Un cuadro que agrava su situación y puede abrir las puertas a futuras complicaciones.

Acompañantes y personal sanitario han empezado también a experimentar estos síntomas que curiosamente desaparecen por completo fuera del recinto. Quizá un espacio o zona blanca reservada para las personas más sensibles (EHS) ayudaría a hacer más llevadera la estancia hospitalaria.

Ejemplos como es el caso del Hospital Universitari General de Catalunya de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) donde se han recogido valores de radiación electromagnética RF por encima de los 17000 µW/m2 hacen plantearse varias preguntas…

Un espacio o zona blanca reservada para las personas más sensibles (EHS) ayudaría a hacer más llevadera la estancia hospitalaria

 

¿Se han realizado estudios geobiológicos antes de poner en marcha este servicio? ¿Quién decide la cantidad y ubicación de estos routers?

¿Se ha tenido en cuenta la presencia de niños, mujeres embarazadas y bebés recién nacidos cuya vulnerabilidad está más que demostrada?

Mujeres embarazadas, bebés y niños son el sector de la población más vulnerable.

¿Por qué se sigue haciendo caso omiso a la evidencia científica? A día de hoy existe mucha documentación al respecto. Ver informe BioInitiative

¿Se ha realizado algún estudio de interferencias? Recordemos que el uso de instrumentación médica también puede verse afectado por estas radiaciones.

Si tan inocuo es el WiFi para la salud humana ¿Por qué se excluyen áreas como la Quirúrgica o la de Oncología? Estos pacientes deberían tener el mismo derecho de acceso a internet.

No se trata de ir en contra del avance tecnológico sino de ofrecer alternativas saludables que las hay y mucho más económicas. Pero claro, la Alianza WiFi no para y el gigante seguirá creciendo mientras haya quienes lo sigan alimentando.

SinElectrosmog

Autor: Sin-Electrosmog
Por una evolución tecnológica saludable.
http://www.facebook.com/sinelectrosmog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website